Bibliografía: Roberto Alberti













Roberto AlbertiNació en El Puerto de Santa María (Cádiz, ESPAÑA ESPAÑA) en 1902.
A los quince años se traslada a Madrid con su familia.
Deja el Bachillerato para estudiar pintura, pero pronto surge su vocación poética.
Aunque seguirá pintando, la poesía es su quehacer primordial.
En 1927, una honda crisis le hace perder la fe.
En 1931 se afilia al Partido Comunista.
Participó activamente en la guerra civil española. Todo ello y su actividad (con su esposa María Teresa León) en empresas como las revistas Octubre y El mono azul lo llevaron a un largo exilio tras la guerra, Argentina e Italia, durante todo el gobierno de Franco. Sólo podrá regresar a España en 1977.

Dos cosas asombran en la obra de Alberti: su variedad y su virtuosismo.

Con igual maestría ha cultivado los más diversos temas, tonos y estilos: la poesía pura, el humor, la angustia vital, la pasión política… Con ello se combinan sus vastísimos conocimientos de la poesía española de todos los tiempos y su prodigiosa asimilación de múltiples influencias.

Su primera obra, Marinero en tierra, aparece en 1925 y cosecha ya el máximo triunfo: el Premio Nacional de Literatura. Su centro es la nostalgia de su tierra natal, su bahía, sus salinas, recordadas desde Madrid. Junto a una estilizada tristeza, los poemas rezuman luz, blancura, vivo colorido. Y dominan las formas ligeras de la lírica popular, finamente estilizadas.

Los ritmos populares y graciosos continúan en La amante (1926) y El alba del alhelí (1925-26).

Cal y canto (1926-27) supone un cambio decidido hacia lo culto y lo vanguardista. Por una parte, el fervor por Góngora se trasluce en sonetos, poemas en tercetos y hasta una “Soledad tercera”. Por otra, hay poemas libérrimos y audaces, de un vanguardismo lúdico, como el dedicado a Platko (famoso portero húngaro del Barcelona). Y en una u otra línea, vemos la misma riqueza de inspiración y el mismo virtuosismo que antes brillaban en su asimilación de lo popular.

La mencionada crisis le inspira su obra maestra y uno de los libros claves de su generación: Sobre los ángeles (1927-28).

Lo primero que se aprecia es una ruptura con el lenguaje poético anterior. Ahora la técnica empleada es de tipo surrealista: imágenes libres, predominio del versículo, etcétera.

El poeta se ve expulsado de un paraíso, errando por un mundo caótico y sin sentido, con el alma vacía… En torno suyo, esos “ángeles”, seres extraños que simbolizan, entre otras cosas, el dolor, la tristeza, la desesperanza, la muerte. Así puede verse en algunos títulos reveladores: Los ángeles bélicos, Los ángeles crueles, El ángel desengañado, Los ángeles mohosos y , en fin, Los ángeles muertos.

Nótese que Alberti, con poco más de veinticinco años, se había situado ya (con media docena de libros) entre los poetas de primerísima fila de su generación.

Siguen sesenta años de producción copiosa.

A partir de 1931 destacan, ante todo, dos aspectos: la poesía política y la nostalgia del desterrado.

Durante la República, la guerra y la inmediata posguerra, Alberti subordina su creación a la lucha por fines revolucionarios. Uno de sus libros lleva un título significativo: El poeta en la calle (1936). Y escribe una poesía sencilla, directa, de alcance mayoritario, menos atenta a la calidad estética, aunque con indudables aciertos.

Durante el largo exilio, Alberti vuelve a su variada inspiración. Reaparecen las formas tradicionales y clásicas, sin olvidar ensayos de formas nuevas. La nostalgia de su patria y de su infancia está, entre otros libros, en Retornos de lo vivo lejano (1952) o Baladas y canciones del Paraná.

Su vieja pasión artística le inspira el libro A la pintura (1945-1967). Y su labor no cesa.

Entre sus títulos últimos citar Roma, peligro para caminantes, desenfadado y magistral.

Cultivó también el teatro. Su obra más interesante es El adefesio (1944), vecina al “esperpento”. Mencionar también El hombre deshabitado (1930), de un vanguardismo surrealista, La Gallarda (1945), El trébol florido (1946), Noche de guerra en el Museo del Prado (1956), de tipo político, etc.

Y entre diversos escritos en prosa, es imprescindible su libro de memorias, La arboleda perdida (1942), de valor inestimable tanto por su contenido como por su espléndido estilo.

Búsquedas recientes:

  • ángeles
  • robert alberti
  • roberto alberti

  • biografia de roberto alberti
  • roberto alberti bozquio
  • biografias de poetas vanguardistas
  • poemas de robert alberti

Comenta