Amarte fue













Arrebatare al cielo una estrella,
atesorar entre las manos espuma,
hacer de la razón, querella
trenzar filigrana en la bruma.

Vislumbrar un diamante en el agua,
enjugar mis ansias en la almohada
remontar el vuelo sin alas,
girar mi mundo en la nada.

Buscar en el silencio un canto,
retener un perfume en el viento,
hacer de la alegría, llanto
inventarme cada día un cuento.

Tener el corazón sediento de ternura,
crear un monólogo cada alborada,
desahogar en otros brazos mi locura,
dirigir por otro rumbo mis pisadas.

Desvanecer sonrisas, permanecer pesares,
pedirle al cielo me dijera estaba equivocada,
llenar mi habitación de soledades,
que el sol me sorprendiera desvelada.

Amarte es hoy…. capítulo cerrado,
se añejó el dolor, se curó la herida,
el episodio ya quedó olvidado,
y el sollozo….. se volvió sonrisa.

Colaboración de Maria Eugenia R. Camacho.

Nota: Si alguien quiere comprar su libro “Sentires” está a la venta en “La Torre de Papel” Filomeno Mata 6-A, Centro Histórico, entre Tacuba y 5 de Mayo, D.F.

Búsquedas recientes:

  • Ma Eugenia R Camacho

Comenta