A dos centimetros de la locura













Noches desperdiciadas
hojas de papel
como sábanas blancas

el día transcurriendo
entre la locura
y el infierno

y llega el viernes
arrastrándose
por entre las cañerías

Hace mucho que no
me bebo diez cervezas

hace mucho que no
introduzco un litro
de licor
a mi sistema digestivo

La mujer que alguna vez
dejó los cigarrillos
logra que mi esperanza
contemple ahora
la posibilidad de
mejores tiempos

Veo rostros afeitados
labios rotos
cuerpos despedazados

a mi amor envuelto
en una pijama azul
despertando triste
por un mal sueño

Y yo estoy aquí
otra vez
perdido

y la noche
ésta noche
está colocada
en todas partes

Hay arañas pegadas
a la pared
indicios de lo que
alguna vez
fuera una mosca

(muerte por todas
partes)

Yo me arrastro
bajo la noche
a punto de
volverme loco

deseando algo
pero sin saber
qué es
ni como conseguirlo
todavía…

Autor: Eric Leunam

Búsquedas recientes:

Nadie ha llegado a este sitio todavia.

Comenta